Casa Monarca, Las Manchas, Isla de La Palma
Ökologisches Ferienhaus Ecological country house with Monarc butterfly farm, La Palma Ökologisches Ferienhaus mit Monarchfalterzucht, La Palma Maison écologique avec élevage des papillons Monarque, La Palma Ökologisches Ferienhaus
Casa Monarca - La Palma

Vacaciones
Isla de La Palma
la isla bonita de Canarias
Montes y volcanes, caídas de agua y acantilados, playas prácticamente desiertas, vegetación tropical ...

La Palma es una isla de contrastes gracias a su desnivel, que va desde el nivel del mar hasta los 2.426m del Roque de los Muchachos, punto más elevado de la isla. En el tercio norte de la isla se encuentra una gran depresión de origen erosivo que forma la Caldera de Taburiente, declarada Parque Nacional en 1954.

El 35% de su territorio está protegido y en el 2006 fue el primer lugar del mundo declarado Destino turístico sostenible.







Desde el centro de la isla hasta el sur, en la llamada Cumbre Vieja, hay una serie de volcanes entre los que se encuentran el de San Antonio, el Volcán de San Juan y el Teneguía (última erupción volcánica de Canarias en 1971).

La isla también posee el Parque Natural de Cumbre Vieja y el Parque Natural de Las Nieves, así como una serie de entidades protegidas de menor tamaño y grado de protección. En 1983, la zona de "El Canal y Los Tilos" es declarada como Reserva de la biosfera por la UNESCO, que posteriormente, en 1997, se amplió para formar la Reserva de la Biosfera de Los Tilos .




Finalmente, en 2002 se extendió la reserva a toda la isla con la denominación de Reserva de la Biosfera de La Palma.
Alejándonos ya del interior y la montaña, en poco tiempo alcanzamos el mar y con él, la Reserva Marina de La Palma. Creada en el año 2001, fue establecida para preservar la vida marina de la costa isleña.





Senderismo

La Palma, la isla de los senderistas. La Red de Senderos de La Palma recorre todo el territorio insular aprovechando los caminos tradicionales utilizados durante siglos por sus habitantes. Los senderos se reconocen por sus iniciales y un número.


En La Palma el senderista encuentra una enorme variedad de climas, relieves y paisajes, tanto naturales como culturales: desde la cálida franja costera, hasta las altas cumbres que sobrepasan ampliamente los 2.000 metros de altura, pasando por las zonas de cultivos de medianías, los bosques de pinares, los paisajes volcánicos y las frondosas masas de laurisilva.

Hay tres tipos principales de senderos



GR o sendero de Gran Recorrido:
cuyo recorrido dura más de una jornada. Estos son el GR 130 que recorre toda la isla de manera circular, discurriendo por las principales poblaciones, sin salvar grandes desniveles y el GR 131 que une dos grandes rutas: La Ruta de los Volcanes y La Ruta de la Crestería.

PR o Sendero de Pequeño Recorrido:
que puede realizarse Íntegramente en un día. Existen 19 principales y 23 secundarios.


SL o Sendero Local:
inferior a 10 Km une senderos de rango superior. En su numeración se refleja el municipio al que pertenece.



Desde la misma Casa Monarca nace un sendero local señalizado para iniciar la Ruta de las Lavas de San Juan PRLP14.1 que finaliza en el pueblo de San Nicolás y transcurre por el Parque Natural de Cumbre Vieja. También puede tomar dicho sendero para dirigirse al Refugio del Pilar y optar por una Ruta de dificultad baja PRLP14 hasta El Paso o las PRLP16 y PR LP19 de dificultad media.

La famosa Ruta de los Volcanes GR131 hasta Fuencaliente también se inicia en este mismo punto.





Astroturismo

La isla de las estrellas….
La calidad astronómica de La Palma está catalogada como excepcional y protegida por la Ley del Cielo de 1988 que regula la contaminación lumínica, radioeléctrica y el tráfico aéreo en la zona para que no interfieran en el trabajo del Observatorio del Roque de los Muchachos (2.420 mts) uno de los complejos más avanzados y completos del mundo.

La climatología y las características geográficas de la zona consiguen una atmosfera limpia y sin turbulencias estabilizada por el océano y los vientos alisios.
Existe una red de 14 miradores naturales astronómicos creados para disfrutar de la bóveda celeste.
Desde la Casa Monarca las condiciones de observación son privilegiadas en cualquier época del año.





Flora

La espectacular biodiversidad de la flora palmera obedece a dos razones principales: el aislamiento geográfico y la abundancia de microclimas.
La explicación a esta riqueza es doble. En primer lugar, cuando la isla emergió de entre las aguas, hace unos dos millones de años, muchas especies mediterráneas, del norte de África y de las islas canarias más antiguas colonizaron este nuevo territorio ganado al mar. Y aquí siguieron evolucionando, aisladas por el océano, hasta convertirse en especies diferentes de las originales.

Un segundo motivo de esta fantástica biodiversidad responde a la enorme variedad de condiciones climáticas. El carácter abrupto de la isla facilita la aparición de zonas con condiciones muy diferentes de humedad, temperatura y exposición al sol.

Así, la influencia de los vientos alisios divide la isla en dos vertientes claramente diferenciadas: el este con más días de lluvia y el oeste mucho más seco y cálido. La isla es una de las más altas del mundo en relación a su anchura y provoca un agudo contraste entre las especies adaptadas al clima templado de las medianías y las que prefieren las temperaturas extremas de las cumbres.



Le mostramos algunas de las especies que podrá observar y reconocer en el entorno de la Casa Monarca;
Bequejes en flor, almendros y castaños, romero y chumberas, viñas y frutales, agaves y palmeras — rodeada de pinares.


Fauna

Si tenemos en cuenta las características de la isla, la fauna de La Palma es muy variada. Aves, reptiles e invertebrados concentran la mayor parte de las especies endémicas.
El ave palmera por excelencia es la graja Pyrrhocorax pyrrhocorax barbarus. Se ha comprobado que en el pasado colonizó también otras islas, pero en la actualidad sólo sobrevive en La Palma. Algo más distribuida está la aguililla Buteo buteo insularum, subespecie del ratonero común. Este grupo lo completan el abundante cernícalo Falco tinnunculus canariensis y el gavilán Accipiter nisus, un elegante ornitófago que rara vez abandona los bosques.

Por la noche actúan también el búho chico o coruja Asio otus y la lechuza común Tyto alba.
En los bosques, el protagonismo favorece a las subespecies palmeras del pinzón Fringilla coelebs palmae y el herrerillo Parus caeruleus palmensis, que comparten vecindad con el mirlo Turdus merula cabrerae y el reyezuelo Regulus teneriffae.







El lagarto tizón de La Palma Gallotia galloti palmae, endemismo palmero es una pieza clave del ecosistema insular, imprescindible por ejemplo en la supervivencia de casi todas las aves rapaces y carroñeras. Los machos adultos desarrollan una llamativa mancha azulada en la parte inferior del cuello, lo que justifica su popular nombre de barba azules.

En la Casa Monarca criamos la raza autóctona de la isla, las gallinas Jabadas. Alimentadas de forma natural y ecológica que garantiza la calidad de sus huevos, que podrá recoger y disfrutar diariamente. Corretean en un amplio cercado y gozan de espacio suficiente junto a la casa. Su planta favorita es la vinagrera, puede recolectarla en los alrededores y se lo agradecerán.




Amigos de los animales

En la casa Monarca no sólo cuidamos de las mariposas, somos grandes amantes de todos los animales. Podrá identificar fácilmente a sus nuevos vecinos (aves, reptiles, mamíferos, insectos) siguiendo las fotos y láminas que se exponen en el interior de la vivienda.
Las mascotas son bienvenidas y si lo desea puede utilizar la caseta que se encuentra en el exterior, si es del agrado de su compañero de viaje, claro. Colaboramos con distintas asociaciones a favor del cuidado y protección de los animales. Por desgracia, las necesidades son desbordantes en la isla bonita.
Si desea colaborar adoptando, acogiendo temporalmente u ofreciéndose como padrino/acompañante de vuelo ¡contáctenos!